estres-javier-clavero

El estrés que genera controlar y fluir con el propio estrés, requiere de mecanismos propios y ajenos para que se disipe de forma natural y sin daños colaterales. Los restos de estrés acumulados pueden ser tremendamente dañinos a la hora de comerse la motivación que nos mantiene en pie, incluso en las peores tormentas.

De ahí la importancia que tiene –y esto es una opinión particular— vivir todas las emociones, las positivas y las negativas con toda la intensidad, presencia y consciencia que requieran.

La cuestión es que las emociones pasen un porcentaje de nuestro tiempo con nosotros, no demasiado elevado, tal vez no más allá de un veinte por ciento, el suficiente para comprender que existen, que nos van a visitar y que las vamos a invitar a irse una vez hayamos tomado un café con ellas.

No en vano nos esperan nuestros sueños y estos requieren de toda nuestra dedicación, atención e interés.

¡Nos vemos en el camino!

Fco. Javier Clavero Champsaur

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar